Costos ocultos de las herramientas low-code

El otro día en una reunión me dijeron: ¿Si las herramientas low-code de desarrollo son tan increibles, porque no todo el mundo las usa?

Hay muchas posibles respuestas y no las se todas, pero me animo a esbozar algunas a costo de errarle.

Una herramienta low-code tiende a tener un ROI muy medible, sin embargo parece que no es una razón lo suficientemente fuerte para optar por una plataforma de desarrollo.

Quizás hay desconfianza sobre el ROI que un proveedor dice que tiene su herramienta, ahí juega el índice de productividad que la herramienta tiene.

Existen empresas «independientes» que analizan la productividad de una herramienta low-code de desarrollo… La verdad es que a mi me cuesta creerles…tengo esa idea de que cuanto más les pagues más productivo voy a ser….

Por eso lo que no falla es el piloto. Hacer una prueba de concepto es la herramienta que nos determina si realmente una low-code es productiva o no.

Con mis propias manos realizo una aplicación y puedo medir si soy más productivo! Que mejor herramienta que esa para generar la confianza!

Ahora, supongamos que hacemos una POC, determinamos la productividad y determinamos además la completitud, que puedo hacer todo lo que quiero y no tengo restricciones técnicas.

¿A pesar de todo esto, porque no todas las empresas desarrollan con low-code?

Yo creo que la respuesta está en los costos ocultos y con eso me refiero mas que nada al esquema de licenciamiento de la herramienta.

Existen Low-code que cobran por usuario final de la aplicación construida.

Hay otros que cobran por desarrollador.

En otras palabras, si usamos una metáfora del mundo físico, imaginemos que la herramienta low-code es una impresora 3D, quienes cobran por usuario final están cobrando por cada uno que usa una impresión, quienes cobran por desarrollador solo cobran por la impresora.

En el largo plazo el esquema de desarrollador es más barato.

El otro penaliza el éxito.

Lo que es seguro que analizar esos costos es parte de lo que debemos hacer antes de meternos en este mundo, que advierto, no tiene retorno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *